La papa es buena para los perros

¿pueden los perros comer patatas?

Actualización: Investigaciones recientes han sugerido que las patatas, aunque no son venenosas, pueden no ser apropiadas para la dieta de un perro.  De la Facultad de Medicina de la UC Davis: «La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. ha emitido recientemente una alerta sobre los informes de cardiomiopatía dilatada canina (DCM) en perros que comen ciertos alimentos para mascotas que contienen guisantes, lentejas, otras semillas de legumbres o patatas como ingredientes principales.  La MCD es una enfermedad del músculo cardíaco que provoca una reducción de la función de bombeo del corazón y un aumento de su tamaño. Las alteraciones de la función y la estructura del corazón pueden tener consecuencias graves, como la insuficiencia cardíaca congestiva o la muerte cardíaca súbita. Aunque la causa más común de la MCD es genética, en raras ocasiones otros factores también pueden provocar la enfermedad, sobre todo en razas que no se ven afectadas con frecuencia.»

La humilde patata: la base de las patatas fritas, las papas fritas, las patatas fritas y muchos otros alimentos esenciales. Si se preparan de forma saludable, las patatas blancas son un alimento nutritivo para los humanos, pero ¿pueden comerlas los perros? La respuesta es: depende. Contienen vitamina C, vitamina B6, hierro, magnesio y muchos otros nutrientes que los perros necesitan. Pero si no se preparan adecuadamente, o se da de comer al perro demasiadas, pueden producirse efectos adversos para la salud.

Por qué los perros no pueden comer patatas crudas

¿Te sientes tentado de compartir un bocado de patata con tu perro en la mesa? ¡Por supuesto que sí cuando te miran con esos grandes ojos! Sin embargo, no todos los alimentos que consumimos son seguros para nuestras mascotas. Las patatas, por ejemplo, parecen bastante inocentes, pero ¿pueden comerlas los perros?

Consejo profesional: El seguro para mascotas puede reducir considerablemente las facturas del veterinario. Asegúrese de contratarlo antes de que surja alguna enfermedad, como las derivadas de la ingesta de patatas crudas, y le reembolsarán hasta el 90% de los gastos.

Las patatas contienen una serie de nutrientes, como las vitaminas A, B6 y C, además de minerales como el magnesio, el hierro, el calcio y el potasio. Estos nutrientes son beneficiosos tanto para los humanos como para los perros, lo que implica que alimentar con ellos a su amigo peludo no es algo malo en sí mismo. Sin embargo, las patatas también contienen altos niveles de carbohidratos, lo que puede ser un problema para los animales que padecen diabetes u obesidad. Así pues, los cachorros pueden comer patatas, pero eso no significa que deban convertirse en un alimento básico en su dieta.

Otra cuestión es la cantidad. Como ocurre con muchos alimentos, si su perro come demasiadas patatas, pueden producirse efectos no deseados en su salud. El cuerpo de los perros está diseñado para obtener la mayor parte de sus nutrientes de la proteína animal, así que si decide alimentar a su mascota con patatas, asegúrese de que lo hace con moderación. Comience con una pequeña cantidad para asegurarse de que no tiene problemas para digerirla. En general, puedes compartir las patatas con tu amigo de cuatro patas como golosina siguiendo la regla del 10%, que establece que las golosinas no deben suponer más del 10% de las calorías diarias de tu mascota.

¿pueden los perros comer patatas fritas?

Puede que le confunda la oferta de patatas en su supermercado local, con diferentes ofertas en función del uso previsto: puré, patatas fritas y patatas nuevas, por lo que le sorprenderá saber que eso es sólo la punta del iceberg con miles de variedades diferentes de patatas cultivadas. ¿Qué son las patatas y son buenas para su perro?

Las patatas y los boniatos pertenecen a diferentes familias de plantas: las patatas pertenecen a la familia de las solanáceas, que incluye los pimientos y los tomates. Los boniatos pertenecen a la familia de las Convolvuláceas. Sin embargo, ambos son tubérculos, es decir, una zona ampliada de la raíz que la planta utiliza como fuente de energía. Desde el punto de vista nutricional son muy similares, ya que ambos son una buena fuente de carbohidratos para obtener energía. Sólo contienen un bajo nivel de proteínas, pero éstas pueden extraerse en el zumo y concentrarse para obtener una nueva fuente de proteínas para los alimentos de las mascotas. También aportan algunas vitaminas y minerales.

¿son buenas las patatas para los perros?

Asadas, al horno, fritas, en puré… hay muchas formas deliciosas de disfrutar de las patatas, y otras tantas preguntas en la mente de los dueños de perros que se preguntan cuál de sus platos de patatas pueden compartir sin peligro con su mascota.

Por desgracia, no hay una respuesta sencilla de sí o no a la pregunta «¿pueden los perros comer patatas?» Los alimentos para humanos no siempre hacen una transición fácil al mundo canino. Al fin y al cabo, nuestros perros tienen diferentes casillas nutricionales que marcar. Y cuando se trata de cantidades, lo que es una cantidad imperceptible de sal o azúcar en una receta de patatas puede acabar siendo muchas veces superior a la cantidad máxima diaria recomendada para nuestra mascota.

Por eso es importante saber si hay que ofrecer a los perros un trozo de ese delicioso plato de patatas y cómo hacerlo, para que tanto usted como su mascota puedan disfrutar de sus comidas con seguridad y felicidad. Siga leyendo para saber más.

La respuesta depende de cómo se preparen las patatas. Los perros pueden comer patatas siempre que estén bien cocinadas y se les ofrezcan con moderación. Las patatas asadas, preparadas sin especias ni mantequilla, son la mejor manera de que su mascota pruebe una deliciosa patata. Pero evite dar a su perro patatas crudas o hervidas, ya que no son seguras para los perros porque contienen solanina. Cocine siempre las patatas antes de ofrecérselas a su mascota.