Normativa para patinetes electricos en madrid

Gotrax pro 3 wheel electric sc

Hay alrededor de 5.000 scooters eléctricos que puedes alquilar para moverte por Madrid de forma fácil, rápida y sostenible. El uso de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) -término que también incluye a los segways- está regulado por la Ordenanza de Movilidad Sostenible.

Las empresas que gestionan el uso de estos vehículos deben contar con un sistema de geolocalización y un seguro para usuarios y terceros con una cobertura mínima de un millón de euros. Además, deben redistribuir todos sus vehículos cada día, asegurándose de que comienzan la jornada en los barrios indicados en sus permisos.

El precio medio del alquiler de un patinete eléctrico es de 0,15 euros por minuto, con precios que oscilan entre 0,11 y 0,23 euros por minuto. El procedimiento para alquilar un scooter es muy sencillo y siempre funciona de la misma manera. Sólo tienes que registrarte en la aplicación de las empresas que ofrecen el servicio, introducir los datos de tu tarjeta, buscar el scooter que quieres utilizar en la calle, escanear el código QR que lleva el scooter y disfrutar de tu viaje. Y cuando hayas terminado, regístralo también en la aplicación para que sólo pagues por lo que uses.

Alquiler scooter eléctrico madrid

El año 2020 ha sido un verdadero año de cambios en todos los aspectos de nuestra vida, incluida la forma en que nos desplazamos. Los patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal se han convertido en uno de los principales participantes del tráfico urbano en la mayoría de los países europeos y especialmente en España.

Debido al creciente número de patinetes eléctricos en las ciudades, los gobiernos de muchos países europeos han desarrollado o están en proceso de desarrollar un nuevo sistema de leyes, normas y documentos oficiales que regulen la circulación de estos vehículos. España es uno de ellos. Mientras que algunos países cuentan con normativas más estrictas, otros todavía no tienen ninguna ley en vigor. Sin embargo, los patinetes eléctricos han llegado a nuestras vidas para quedarse y tarde o temprano cada país tendrá un sistema de regulación desarrollado. Aunque pueden variar de un país a otro, el gobierno español está trabajando en una regulación propia y óptima que refleje las recomendaciones europeas y que pueda servir de referencia para los usuarios de otros países sobre lo que está por venir.

Patinete eléctrico madrid

La Comunidad de Madrid ha anunciado que destinará 2,5 millones de euros en 2020 y 3 millones de euros en 2021 para incentivar la compra de vehículos no contaminantes por parte de sus habitantes. Cada persona podrá recibir hasta 750 euros para comprar una moto, una bicicleta o un patinete.

El plan está en consonancia con la ambición general del Gobierno español de seguir invirtiendo en vehículos limpios. De hecho, el Gobierno nacional ha anunciado recientemente su Plan Mueve II, que ofrece subvenciones de hasta 15.000 euros para la compra de vehículos limpios y la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos. El plan contará con una dotación de 100 millones de euros y será gestionado por cada Comunidad Autónoma. El creciente compromiso del Gobierno con la inversión en vehículos limpios es evidente, ya que esta dotación es más del doble de la prevista para la compra de vehículos limpios en 2019.

Patinete eléctrico razor e100

El Nuevo Plan de Movilidad -que se presentará en Madrid el 15 de octubre- pretende satisfacer las necesidades de los usuarios, pero evitar que Madrid se convierta en una ciudad peligrosa. Para ello, el plan impondrá algunas nuevas restricciones a los dispositivos de movilidad eléctrica que limitarán su uso y pueden impedir que las empresas de nueva creación se afiancen en la ciudad.

Las empresas que habían decidido operar en Madrid tienen que considerar ahora las implicaciones del plan. Según el nuevo Plan, los patinetes eléctricos podrán circular por las vías principales que tengan la señalización pertinente, pero no podrán hacerlo por el carril bici que no esté señalizado. Tampoco podrán circular por determinadas calles del centro de la ciudad y el transporte también estará restringido por zonas ajardinadas, aceras y calzadas.

Además, todos los usuarios estarán obligados a llevar un casco de seguridad para evitar accidentes y esto podría dificultar aún más el modelo tradicional de scooter de movilidad eléctrica, al igual que la noticia de que los scooters están clasificados como juguetes y, por tanto, no pueden aparcarse en la calle. Estas restricciones han sido criticadas como injustas por potenciales empresas de nueva creación que podrían haber estado planeando introducir los patinetes en Madrid siguiendo un modelo similar al de las e-bikes en muchas otras ciudades.